El proyecto para limitar el trabajo los fines de semana está a un paso de convertirse en ley

Alerta empresarial: el polémico proyecto para limitar el trabajo los fines de semana está a un paso de convertirse en ley

06/07/2012 El cambio de la actual normativa, que ya cuenta con aprobación del Senado, ahora fue avalado por la comisión de legislación del trabajo de la Cámara de Diputados. Afecta a miles de empleados que trabajan sábados y domingos en diferentes comercios, shopping y supermercados. El nuevo marco propuesto
Por Sebastian Albornos, para iProfesional.com
Leer más >>>Dicen que los empresarios argentinos pueden dar cátedra en el mundo a la hora de hablar de crisis, capear temporales o adaptarse a los cambios de contexto.Cuando no es el dólar, es la inflación. Y cuando el impacto no llega desde el entorno político o económico, los nubarrones provienen de otro frente.En este contexto, una nueva iniciativa que busca modificar el régimen laboral vigente en materia de descansos y compensaciones durante los fines de semana, avanza a paso firme en el Congreso. En particular, la medida -aprobada por el Senado en 2010- afectará con fuerza a los comercios establecidos en grandes superficies -como por ejemplo los supermercados-, que actualmente pueden disponer de los empleados los fines de semana casi sin costo adicional.

Los expertos consideran que la norma marcará un antes y un después, tanto para los empleados de comercios e industrias, como para los empresarios, que ya manifestaron una fuerte preocupación por las implicancias económicas que la misma generará luego de su aprobación.

A más de un año y medio de haber recibido luz verde por parte del Senado, la comisión de Legislación del Trabajo de la Cámara de Diputados, presidida por el legislador oficialista y asesor legal de la Confederación General del Trabajo (CGT), Héctor Recalde, avaló una inciativa elaborada por los legisladores justicialistas María de los Ángeles Higonet y Carlos Verna que determina nuevas regulaciones para el trabajo realizado los fines de semana.

El proyecto establece que el empleado que preste sus servicios entre las 13 horas del sábado y las 24 horas del domingo, “medie o no autorización, sea por las circunstancias previstas en el artículo 203 o por estar comprendido en las excepciones que, con carácter permanente o transitorio se dicten”, deberá recibir del empleador el sueldo habitual con el 100% de recargo, “sin perjuicio de su obligación de otorgar franco compensatorio en la semana siguiente”.

De acuerdo a la Agencia FOIA, en una de las últimas reuniones realizadas por la comisión, este proyecto había sido incluido en el temario y algunos diputados habían manifestado reparos respecto al impacto sobre los rubros basados netamente en la actividad de los fines de semana.

Sin embargo, en este nuevo encuentro ninguno levantó la voz y el proyecto se firmó sin discusiones. De esta manera, la iniciativa quedó lista para ir al recinto y, si los diputados la aprueban, será convertida en ley.

Cambios propuestos
Los especialistas consultados por iProfesional.com aseguraron que la propuesta beneficiaría a quienes están amparados por la Ley de Contrato de Trabajo (LCT). Es decir, que no sólo alcanzará a los empleados de comerciosino a todos, más allá de que ese sector será el más favorecido.

En la actualidad, la LCT establece que corresponde pagar con un 100% de recargo las horas que se trabajen los días sábados -después de las 13 horas-, como así también los domingos y feriados. Asimismo, el marco vigente determina que se debe otorgar un franco compensatorio.

Sin embargo, con la posterior publicación del decreto 2284/91 de desregulación económica, dichas restricciones de horarios y días fueron suprimidas para la prestación de servicios de venta, empaque, expedición, administración y otras actividades comerciales afines.

Así las cosas, las empresas pueden disponer que los empleados trabajen los fines de semana sin que reciban una compensación por hacerlo en esos días, excepto que el convenio colectivo que los agrupe así lo establezca -tal como sucede con quienes se desempeñan en las estaciones de servicio, donde sí está vigente-.

De aprobarse la iniciativa, no obstante, implicará un fuerte encarecimiento de los costos laborales para los empresarios que opten por abrir sus puertas los fines de semana.

Incluso, el incumplimiento en el otorgamiento de los francos será sancionado.

Al respecto, el proyecto de ley, que cuenta con aval del Gobierno, plantea dos cambios sustanciales.

En primer lugar, modifica el artículo 204 de la Ley de Contrato de Trabajo (LCT), que es el que establece la prohibición de trabajar desde las 13 horas del día sábado hasta las veinticuatro horas del día siguiente. Esta limitación se mantiene en la nueva redacción del artículo, pero cambian los “casos de excepción” respecto de la versión original.

La normativa actual fija como tales a situaciones de fuerza mayor, peligros, accidentes o “exigencias excepcionales de la empresa”, en base al criterio de “colaborar con el logro de la compañía”.

La nueva propuesta acota a éstas, quedando contemplados sólo los casos de fuerza mayor, peligros, accidentes o aquellos que “las leyes y reglamentaciones prevean”, dejando, tal como sostienen los especialistas, un criterio muy ambiguo.

En efecto, la nueva interpretación no sólo que es mucho más restrictiva que la ley actual sino que, según el experto Javier Adrogué, del estudio Adrogué, Marques, Zabala & Asociados, hará que “se empiecen a discutir cuáles son y cuáles dejan de ser esas excepciones”.

La normativa vigente le da preponderancia a la empresa y le permite administrar los descansos de los trabajadores en función de las necesidades de producción.

En cambio, este punto se modifica con la aprobación del nuevo artículo, dado que el descanso compensatorio se deberá gozar obligatoriamente “en la semana siguiente”.

Por otro lado, los legisladores proponen modificar el artículo 207 de la LCT, que versa sobre los salarios por días de descanso no gozados.

Hoy por hoy, la normativa estipula que si se trabajase en la polémica banda horaria del fin de semana y se omitiera dar el descanso compensatorio en tiempo y forma, el empleado puede comunicar formalmente -24 horas antes, como mínimo- que lo tomará a partir del primer día hábil de la semana subsiguiente.

Si se aprueba, la empresa -además de dar el franco- obligatoriamente tendrá que abonar el salario habitual con el 100% de recargo.

Los fines de semana son para descansar
“El trabajador tiene derecho a disfrutar del descanso dominical que tiene que ver con actividades culturales, familiares, de esparcimiento” sostuvo Recalde a iProfesional.com, adelantando así el tratamiento que se hará en Diputados a la iniciativa que ya fuera aprobada en Senadores en el 2010.

Esto de trabajar todos los sábados y domingos me choca un poco, más allá de que se le pague al trabajador el 100% y que se le otorgue el descanso compensatorio”, señaló el titular de la comisión de Legislación del Trabajo.

Y advirtió sobre la situación en los shopping: “Si uno va a un local a las 9.30 de la mañana, luego concurre a las 2 de la tarde y vuelve a ir a las 10 de la noche se encuentra con que sigue estando el mismo empleado“, enfatizó.

Críticas
Daniel Funes de Rioja, vicepresidente de la Unión Industrial Argentina (UIA) y titular del estudio que lleva su nombre, sostuvo que “en el proyecto se ignora o no se contempla adecuadamente la cantidad de actividades que, por su naturaleza, deben continuar durante sábados y domingos o se realizan específicamente en dichos días”.

Y enfatizó: “Una vez más nos encontramos frente a generalizaciones que terminarán coartando la capacidad de organización, incrementando injustificadamente el costo laboral o judicializando reclamos por pagos suplementarios, que no tienen razón de ser en el marco de la formulación de jornada laboral de que se trate; sea por las características de la actividad o porque el trabajo se encuentre organizado por equipos”.

“En efecto, provoca un encarecimiento injustificado al establecer un recargo adicional que, incluso, se aplicaría a aquellos cuya jornada laboral sólo transcurre los fines de semana“, puntualizó el experto.

En esta misma línea, Juan José Etala, abogado de empresas, indicó que en la iniciativa “no se analizan las consecuencias“.

“Si un comercio abre los siete días de la semana y contrata un empleado sólo para los sábados y domingos, éste tiene su jornada normal esos días y no trabaja 48 horas”, ejemplificó el especialista. Y concluyó: “El error conceptual es pensar que sábado y domingo necesariamente equivalen a horas extras”.

Fuente >>>

Nuestra opinión (Lo más breve posible): hay parte de la argumentación que dice “En particular, la medida -aprobada por el Senado en 2010- afectará con fuerza a los comercios establecidos en grandes superficies -como por ejemplo los supermercados-, que actualmente pueden disponer de los empleados los fines de semana casi sin costo adicional.”

Ahí la clave que nos ocupa los empleados que ellos pueden disponer y no el pequeño comercio de barrio, obligado a abrir sus puertas para no perder clientes. – Esto dicho, dentro del contexto laboral -.

Desde el punto de vista económico podemos asegurar que el nivel de ventas desde el sábado al mediodía al domingo a la noche no se pierde, simplemente se gasta unas horas antes ¿o alguien tiene más plata para gastar el domingo que la que tenía el sábado a la mañana? O sea la masa de dinero que se moviliza es la misma. – Sólo es cuestión de cambiar algunos hábitos, yo crecí en una época donde el sábado a las 13 horas se cerraba todo y manteníamos los comestibles en una heladera con barras de hielo, hoy tenemos modernas heladeras y frezers con lo que el argumento de la no conservación  no corre -.

La cuestión social: ¿Cuántos matrimonios divididos a la hora de compartir el descanso, las salidas con los hijos, la visita a la familia. Cuántas actividades postergadas en lo social y cultural con el régimen actual, y, así, podemos enumerar miles de cuestiones que hacen a la calidad de vida de una gran masa de trabajadores obligados a mantener su puesto de trabajo diciendo SI a una actividad con sentido totalmente mercantilista.

La cuestión política: En mis charlas de café, e incluso con la sonrisa de las cajeras del súper he llegado a decir sarcásticamente: “Cuando yo sea presidente los sábados y domingos no se trabaja más” y me llevaba sus votos sonrientes, pero,  por otro lado, internamente pensaba, el “Sistema no quiere”, porque al segundo fin de semana que la gente vuelva a tener tiempo que pensar, el lunes te hacen la revolución y que bueno sería que en esta época “El sistema se atreva”.

Las demás cuestiones de excepción, siempre se pueden tratar en un debate honesto, ojalá se dé.

Ernesto J. García / Volver al Blog

Anuncios

One Comment to “El proyecto para limitar el trabajo los fines de semana está a un paso de convertirse en ley”

  1. En verdad, todo depende desde dónde se mira y desde dónde se opina. Personalmente creo en el valor social del descanso dominical o para ser precisos, el finde. Ya van dos o tres generaciones que ni idea tienen de lo que significa el finde en familia. Y por otra parte, quisiera saber qué incidencia tiene la MO en las empresas que se sienten afectadas. El comercio no necesita abrir sus puertas el finde. Los pequeños comerciantes sí, posiblemente. Aunque antes no era así
    . Calculo que empezaron a abrir sus negocios los fines de semana para no quedar offside ante los super. Que de eso se trata la cuestión, sospecho.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: