Decálogo de los derechos del lector

Criatura de Isla

Los decálogos muchas veces resultan trampas para incautos, ni la realidad se ciñe con mansedumbre a las pautas que establecen, ni por muy concienzudamente que cumplamos los pasos que ordenan nos convertimos por arte de la “decalogía” en escritores, lectores, cantantes, carpinteros, fontaneros o caza fantasmas. Transformarnos, crecer, es más complicado que seguir los diez mandamientos, los diez pasos para dejar de beber o superar la depresión. Aun así encontrar un decálogo que nos regala a los lectores un sitio desde el que protegernos y preservar nuestro propio sistema de lectura resulta reconfortante.
El escritor y profesor francés Daniel Pennac recoge en «Como una novela» el decálogo de los derechos del lector:
El derecho de no leer un libro.
El derecho de saltar las páginas.
El derecho de no terminar un libro.
El derecho de releer.
El derecho de leer lo que sea.
El derecho al Bovaryismo (enfermedad textual transmisible).

Ver la entrada original 33 palabras más

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: